mitos del pan

Los mitos del pan siempre han estado presentes en nuestras vidas y han hecho que algunas personas hayan puesto en duda los beneficios de su consumo.

No obstante, el pan es un producto que debe estar incluido de forma moderada en nuestra dieta, ya que es una excelente fuente de hidratos de carbono y aporta vitaminas, minerales y fibra.  Inclusive si una persona realiza una dieta para adelgazar, puede consumir pan en proporciones controladas. 

Por ello, desde Tahona Jardines, hemos considerado oportuno crear un post y mostraros algunos de los falsos mitos del pan y aclarar todo sobre ellos. ¡Sigue leyendo!

Mitos del pan

Debido a que existe un gran desconocimiento acerca del pan y de sus beneficios, se han creado falsos mitos sobre dicho alimento que por supuesto, no son verdaderos. A continuación te los contamos.

¿El pan contiene colesterol?

Uno de los falsos mitos del pan es que muchas personas afirman que éste tiene colesterol y más bien, todo lo contrario, ya que el pan contiene muy pocas grasas.

De hecho, un estudio realizado por investigadores del departamento de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia de la Universitat de Barcelona, muestra qué aquellas personas consumidoras habituales de pan, presentan menores niveles de colesterol ‘malo’ (LDL) y mayores del ‘colesterol bueno’ (HDL).

La miga y la corteza, ¿cuál engorda más?

Muchas personas afirman que la miga engorda más que la corteza y esto es totalmente falso. Tanto la corteza como la miga del pan, son dos elementos de un mismo producto y contienen los mismos nutrientes

La única diferencia a resaltar entre ellas es que la miga tiene más contenido en agua que la corteza y por ello, ésta última se deshidrata durante el proceso de horneado.

Las personas diabéticas si pueden comer pan

La Asociación Americana de Diabetes (ADA), recomienda consumir raciones de pan de 45-60 gramos por comida. No obstante, cada persona es un mundo y la cantidad óptima depende de cada metabolismo, por lo que lo mejor es qué un médico recomiende cuáles son las proporciones adecuadas. 

Aún así, si una persona diabética desea consumir pan, es recomendable que éste sea pan integral, ya que al contener hidratos de carbono de absorción lenta, ayuda a regular el índice glucémico, y su alto contenido en fibra promueve la secreción de insulina

En Tahona Jardines tenemos varios tipos de panes integrales elaborados con masa madre por lo que además de hacerte disfrutar de un sabor excepcional, pueden ayudarte a conservar tu calidad de vida

¿El Pan integral tiene menos calorías que el pan blanco?

No existe una gran diferencia entre el pan integral y el pan blanco en cuanto a calorías se refiere. Ambos panes aportan casi la misma cantidad de kilocalorías por 100 gramos de alimento, con una diferencia de unas 35-40 calorías por 100 gramos menos en el caso del pan integral. Por lo que la diferencia es irrisoria

Donde realmente se diferencian estos tipos de panes, es en su valor nutricional. El beneficios del pan integral es su alto contenido en fibra, lo cual fomenta una mayor sensación de saciedad y nos ayuda a ir mejor al baño, lo cual es ideal si tenemos problemas de estreñimiento.

En definitiva, debemos ser conscientes que existen muchas afirmaciones falsas sobre el pan y que antes de creer en ellas, debemos informarnos

Si deseas consumir pan de calidad y elaborado artesanalmente, no dudes en pasarte por Tahona Jardines. En nuestra panadería artesanal en Bilbao te esperan los sabores más especiales elaborados con productos naturales. 

¿Qué te ha parecido este post sobre los falsos mitos del pan? ¿Conoces algún otro mito? ¿Pensabas que alguno de ellos era cierto hasta que has leído este post? ¡Cuéntanos todo en los comentarios! Estaremos encantados de leerte.